miércoles, 14 de diciembre de 2011

Echarás de menos los lunes

¿Nunca os habeis sentido como una lapa?

Yo sí, muchas veces. Y es que en ocasiones es difícil encontrar motivación en el día a día. Vivimos en el mañana, en lo que esperamos hacer en un tiempo determinado: irnos de vacaciones en Navidad, acabar la carrera, hacer ese viaje, arrejuntarse a la churri o al maromo de turno (o al que le toque el turno) el fín de semana... y entre tanto pasan los días. Esos días que no vienen a cuento, esos lunes y martes de infortunio por los que pasamos sin pena ni gloria y con la esperanza de que no duren mucho. Nos acostamos agusto, dando gracias a la jornada por haber finalizado y agradeciendo estar más cerca del próximo gran acontecimiento que nos importa.


"La vida es aquello que te va sucediendo mientras estás ocupado haciendo otros planes."

Echaré de menos esos lunes, ya que nunca he sabido disfrutarlos.

Por meloncólica y morriñera que pueda parecer esta entrada inaugural de un nuevo blog, el transfondo es mucho más positivo. Entre otras cosas, porque esta es una de las herramientas que pienso utilizar para vivir el presente y dejar un poco de lado esas fechas futuras a las que uno se agarra olvidándose del resto. ¿Durará? Eso espero, parezco haber nacido para dejar las cosas a medias, pero nunca se ha podido negar que siempre las empecé con ilusión y esperanza. En el continuo, y no en la novedad, reside la dificultad.

Que la entrada no os deprima: mi vida es realmente afortunada. Me río mucho más de lo habitual y creo tener la capacidad de provocar lo mismo en mis cercanos. Quizá por eso los días de abulia e inproductividad me producen más impacto. La quietud me perturba; la tranquilidad me oxida; la inactividad me revienta vivo, leches.

"[...]- Comprométete con la vida - dice el payaso-. Si estás vivo, tienes que sacudir los brazos, saltar, hacer ruido, reír y hablar con la gente, porque la vida es exactamente lo opuesto a la muerte.
Morir es quedarse siempre en la misma posición. Si estás muy quieto, no vives."

Paulo Cohelo - Maktub

Así pues, mi iniciación en este nuevo proyecto llega con un mensaje; para mí, en primer lugar; para quien quiera ser partícipe, en segundo. El concepto es sencillo: "no pares". Siempre hay algo que hacer, siempre hay un pensamiento que escribir, un chiste que contar, una noticia interesante por conocer, un lugar más por visitar. Quizá el secreto para vivir la vida, y no vivir por ciertos momentos de la vida sea, como tan deliciosamente nos reveló Andrew Niccol en Gattaca, nunca guardarse fuerzas para volver.

 
  
Nunca os dejeis nada por dar, o echaréis de menos los lunes el día en el que ya no quede futuro en el que pensar.

Además, así se pasan rápido los domingos, que esos sí que son un coñazo.